Frei Betto acusa a Bolsonaro de promover un genocidio y un ecocidio


Río de Janeiro, Italia.  Frei Betto, el fraile dominico que luchó contra la dictadura y lideró el mayor programa contra el hambre en Brasil, considera que el presidente Jair Bolsonaro está promoviendo un genocidio y un ecocidio en el país, por su indiferencia ante la pandemia y los incendios amazónicos.

«Bolsonaro fue y sigue siendo totalmente indiferente ante las víctimas de la pandemia. De esa forma promueve un genocidio, con más de 150.000 muertos por covid-19, y un ecocidio, con los incendios de nuestro mejores ecosistemas», afirmó en entrevista a EFE Carlos Alberto Libanio Christo, más conocido como Frei Betto (el fraile Betto), uno de los ideólogos de la Teología de la Liberación y reconocido activista por los derechos humanos.

Para este dominico de 76 años, autor de unos sesenta libros, entre los cuales uno en el que resumió 23 horas de conversación que tuvo son su amigo Fidel Castro sobre la religión («Fidel y la religión»), además de una posición negacionista sobre la gravedad de la pandemia, el líder ultraderechista brasileño asumió una posición «darwinista» para permitir que solo los más fuertes sobrevivan.

«Bolsonaro adoptó una posición típicamente darwinista al permitir que la covid-19 reduzca el número de ancianos, para economizar con el pago de sus jubilaciones; el de portadores de enfermedades preexistentes, para ahorrar con el sistema público de salud; y el de personas de baja renta, para economizar con los programas sociales», dijo el también periodista y escritor.

BOLSONARO FUE RESPONSABLE POR OMISIÓN E INDIFERENCIA

De acuerdo con Frei Betto, que fue el coordinador de movilización social del Programa Hambre Cero en los dos primeros años de Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), Bolsonaro es responsable, por omisión, de que la pandemia haya convertido a Brasil en el segundo país con más muertes en el mundo por coronavirus (153.000) y el tercero con más contagios (5,2 millones).

«Simplemente se abstuvo de coordinar las acciones del Estado y del Gobierno contra la pandemia y destituyó a dos ministros de Salud para sustituirlos por un general (del Ejército) que nunca actuó en el área sanitaria. Además, dijo públicamente que la pandemia es tan solo una gripecita», afirmó el religioso que sufrió torturas y purgó cuatro años de prisión por su oposición a la dictadura brasileña.

Frei Betto resumió sus percepciones sobre la tragedia provocada por la pandemia en Brasil en el libro «Diario de Cuarentena», que será lanzado la próxima semana por la editora Rocco y en el que mezcla textos de ficción, como cuentos, con ensayos y reflexiones sobre la covid-19, el agravamiento de la desigualdad social en el mundo y el drama de amigos incapaces de soportar el aislamiento.

El religioso asegura que su experiencia en prisión le ayudó a soportar la situación de aislamiento y reclusión en los tres primeros meses de cuarentena y que aprovechó el período para escribir relatos cotidianos, reflexiones espirituales, crónicas y cuentos sobre la epidemia que paralizó el mundo.

«Hay dos factores que me hacen fácil enfrentar el aislamiento: el hecho de ser fraile y vivir en una comunidad conventual, en la que hay cierto régimen de clausura, y la experiencia de cuatro años de prisión (1969-1973) durante la dictadura militar. En ese período estuve varias veces en celdas solitarias, algo que relaté en ‘Cartas desde la prisión’, que fue publicada en España en 1976 con el título ‘Creo desde la cárcel’», afirmó.

SU NUEVO LIBRO NACIÓ EN LA CUARENTENA

«Por eso viví la cuarentena casi como una bendición ya que necesitaba de un período de reclusión para darle marcha a algunos proyectos literarios, como ‘Diario de Cuarentena’», dijo.

Mezclando vivencias y memorias personales al drama colectivo, su nueva obra ofrece una profunda reflexión sobre la condición humana, que parte, en sus palabras, desde la triste paradoja de que «nada es más perjudicial para la vida humana y la preservación del planeta que la propia humanidad».

Para este doctor en filosofía formado también en antropología, periodismo y teología, la pandemia sorprendió a un Brasil bajo un régimen de ultraderecha que valora más la economía que la vida.

«Salvar vidas es mucho más importante que salvar intereses del capital privado. El Gobierno podía haber adoptado medidas semejantes a las que Lula adoptó ante la crisis económica de 2008, como un subsidio substancial y permanente para los más pobres y créditos a pequeñas empresas, pero prefirió cruzar los brazos y ahora percibe que perdió tanto en la salud, con miles de muertos, como en la economía, con una recesión histórica y fuga de capitales», afirmó.

Agregó que su evaluación negativa de un Gobierno para el que el interés del capital prevalece sobre los derechos colectivos ya la había anticipado en febrero, cuando lanzó el libro «El diablo en la corte», sobre la llegada de Bolsonaro al poder.

«Él surgió como un avatar que, apalancado por los segmentos de derecha, en especial las iglesias evangélicas conservadoras, se dice ungido por Dios para salvar Brasil… Pero ha sido totalmente incompetente; adoptó una política económica desastrosa; sometió el Gobierno brasileño a lo que le dicta la Casa Blanca y permite la devastación del medio ambiente», atacó.

Frei Betto considera que la pandemia podía haber servido a la humanidad como una oportunidad para cambiar el rumbo, «pero no creo mucho en eso, pues veo en la coyuntura mundial el crecimiento del autoritarismo, de la xenofobia, de la discriminación étnica…».

«Mi esperanza es que la (posible) victoria de (el candidato demócrata a la Presidencia de EE.UU., Joe) Biden pueda aliviar un poco el estrago que (el actual mandatario, Donald) Trump ha provocado en la humanidad y la naturaleza», concluyó.

EFE noticias