Mueren 9 soldados y 17 yihadistas en combates en el suroeste de Chad


Yamena.- Al menos 17 terroristas y 9 soldados chadianos murieron este viernes en un intenso enfrentamiento en la provincia suroccidental del Lago Chad, zona en la que habitualmente operan grupos yihadistas, confirmaron a Efe fuentes castrenses.

Solo «después de casi una hora y media de lucha, el Ejército nacional de Chad logró hacer retroceder a los insurgentes. Perdimos 9 soldados, registramos 4 heridos y matamos a 17 terroristas», confirmó a Efe bajo anonimato un alto mando militar.

Sin embargo, de acuerdo con otras fuentes dentro del Ejército, el número de muertos en ambos bandos habría sido superior.

«Nuestras Fuerzas armadas interceptaron a individuos en motocicletas que avanzaban hacia la aldea de Ngopuboua -a unos 40 km al suroeste de la frontera con Nigeria- a alrededor de las cuatro de la mañana», confirmó a Efe el portavoz del Ejército chadiano, el coronel Azem Bermandoa.

Apostados en un puesto militar escondido a la vista, los soldados interceptaron el paso de los terroristas, y fue entonces cuando comenzó el intercambio de disparos.

«Primero disparamos al aire, a modo de advertencia, a fin de averiguar si se trataba de habitantes de dicha aldea. Pero los atacantes abrieron fuego directamente sobre la posición de nuestras fuerzas», describió Bermandoa, quien añadió que los yihadistas fueron «derrotados».

El pasado 9 de julio, al menos 13 soldados fallecieron y otros 9 resultaron heridos después de que su vehículo activase una mina terrestre también en la provincia del Lago Chad, siendo el segundo ataque mortal en un mes, según el Ejército.

Días antes, el Gobierno había iniciado el despliegue de un total de 8.000 soldados con la finalidad de suprimir la creciente amenaza yihadista en esta región, que suma 3,6 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria por no poder practicar la pesca o la agricultura, según datos de la ONU.

La provincia del lago Chad se enfrenta a constantes ataques yihadistas desde la radicalización en la última década del grupo extremista nigeriano Boko Haram, que comenzó a aterrorizar también a la población de países limítrofes como Chad, Camerún o Níger.

En la última década, Boko Haram y su escisión el Estado Islámico en la provincia de África Occidental (ISWAP) han asesinado a más de 27.000 personas y desplazado de sus casas a cerca de tres millones, según datos de la ONU.

 

EFE