Asesinan a cinco personas cuando erradicaban cultivos ilícitos en Colombia


Bogotá.- Al menos dos civiles, dos soldados y un policía fueron asesinados este jueves en los departamentos colombianos de Putumayo (sur) y Norte de Santander (noreste) cuando realizaban labores relacionadas con la erradicación de cultivos ilícitos de coca.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, dijo en una declaración que «dos grupos de la fuerza pública que se encontraban erradicando cultivos ilícitos fueron atacados por criminales en hechos ocurridos en Norte de Santander y Putumayo», fronterizos con Venezuela y Ecuador, respectivamente.

En Puerto Caicedo, localidad del Putumayo, dos civiles erradicadores de coca murieron al igual que un policía cuando explotó un artefacto en el lugar en donde realizaban su trabajo.

Igualmente, la explosión también causó heridas a otro civil y a tres policías, detalló el ministro Trujillo.

Por otro lado, en el municipio de Convención, que hace parte de la conflictiva región del Catatumbo, en Norte de Santander, dos soldados fueron asesinados por guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Esos asesinatos, según Trujillo, «demuestran que (esa guerrilla) es un grupo de narcotraficantes» y les advirtió que el Gobierno «no va ceder un milímetro a los criminales de las drogas ilícitas».

El Catatumbo es una región selvática y montañosa que abarca la mitad septentrional de Norte de Santander y está conformada por los municipios de Convención, Tibú, El Tarra, Sardinata, El Carmen, Teorama, San Calixto, Ocaña, Hacarí, La Playa, Ábrego y Bucarasica.

Esa región, que se extiende hasta la frontera con Venezuela, es una zona marcada por los conflictos por la amplia presencia de bandas de narcotraficantes, del ELN; de un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL), considerado por el Gobierno una banda criminal; de disidentes de las FARC, y de grupos paramilitares, que buscan controlar las siembras de coca y el tráfico de cocaína.

ERRADICACIÓN DE CULTIVOS ILÍCITOS

El pasado 13 de julio, el Gobierno colombiano aseguró que entre el 1 de enero y el 12 de julio de este año la fuerza pública erradicó 44.905 hectáreas de cultivos ilícitos en el país y que la meta de este año es de 130.000 hectáreas, por lo cual aumentó los grupos que se dedican a esta tarea.

A propósito de cultivos ilícitos, el informe anual de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), presentado en Bogotá el pasado 17 de junio, aseguró que los cultivos de coca en Colombia se redujeron un 9 % el año pasado al pasar de 169.000 hectáreas sembradas en 2018 a 154.000.

El departamento donde más se redujeron las hectáreas sembradas de coca es el sureño Caquetá, con una disminución del 62 %; seguido de Antioquia (29 %), Nariño (12 %), Bolívar (7,5 %) y Putumayo (5 %), según explicó entonces el representante de la UNODC en Colombia, Pierre Lapaque.

 

EFE